Temperley: La tarde que Agnolín también hizo 6 goles en un partido

Fue un 8 a 0 a Estudiantes (Buenos Aires) en el Alfredo Beranger en 1940 por el campeonato de Segunda División.  Lo curioso es que el goleador pudo haber hecho más tantos pero el encuentro se suspendió antes por pedido del rival.

Son recientes los 6 goles que convirtió Julián Álvarez para River Plate por la Copa Libertadores ante Alianza Lima en el estadio Monumental. Una hazaña muy poco común que tiene en el podio más alto de la Primera División de la Argentina a los 12 tantos que realizó en un mismo encuentro Maximiliano Susan de Estudiantes (Buenos Aires) el 25 de mayo de 1909 para una goleada insuperable de 18 a 0 a Lomas Atlhletic por la Copa Competencia. Pero en la historia Celeste aparece Luciano Agnolín con media docena de tantos en el Alfredo Beranger, el 19 de octubre de 1940 para un 8 a 0 inolvidable frente al Pincha de Caseros.

Lo curioso es que por expreso pedido del equipo visitante aquel encuentro se terminó antes de tiempo por la diferencia que se estaba notando en el campo de jugo. Lo que privó a Agnolín y a Temperley, tal vez, de anotar algún gol más para la estadística.

Marcelo Ventieri, historiador y miembro del Departamento Histórico y Museo del Club Atlético Temperley, detalla: “Agnolín concretó un record formidable. Convirtió seis goles en el primer tiempo. El partido finalizó a los 27’ del segundo tiempo por pedido del capitán de Estudiantes”.

Y Daniel Remolina, también del Departamento Histórico y Museo del Club Atlético Temperley, amplía en su libro Hasta mis Cenizas Serán Celestes: “Ante la posibilidad de seguir aumentando y por el ‘baile’ que seguía sin cesar el capitán del equipo visitante, el jugador Antonio Martínez, pidió al juez del partido Francisco Ghinzo concluir el cotejo, petitorio que el árbitro asintió y dio por concluido el match a los 27 minutos del segundo tiempo”.

Además de los 6 del goleador Celeste el marcador contó con la conversión de Bugallo y Viacaba.

6 goles en 33 minutos

La formación local de aquel partido oficial por la 21 fecha del Campeonato de Segunda División de 1940 fue: Vacarezza; Bruzzone y Robustelli; Alessio, Camarotti y J.P.Rueda; H.Flores, Bugallo, Agnolín, Geijo y Viacaba.

Y la visita, Estudiantes (Buenos Aires) lo hizo con: J.Aguinaco; Mauriño y H.Monza; A.Monza, Mastroscelo y Crespo; F.Rúa, Monzón, J.B.Silva, M.Cárdenas y Rabano.

Ventieri aporta con precisión los minutos donde se hicieron los goles: 2′, 17′, 20′, 22′, 31′ y 35′ Agnolín (T). 12′ Bugallo (T). 55′ Viacaba (T). ¡Es decir, el delantero Celeste hizo 6 goles en 33 minutos! El árbitro fue Francisco Ghinzo y se recaudaron $ 180 de la época.

Tal vez muchos dirán que aquel fútbol era distinto. O se jugaba de otra forma. El periodista Oscar Bernabé en un artículo reciente del diario Clarín lo aclara al escribir que “el fútbol siempre se jugó 11 contra 11, con terrenos delimitados reglamentariamente, una pelota, un árbitro y dos líneas. No era fácil golear antes ni ahora”.

Por: Federico Guerra

Foto: Marcelo Ventieri

Comentarios