Aquel día que el club Centenario fue Temperley para siempre

Jugaba, entre otros, con Argentino de Banfield, Sportivo Dock Sud, Sportivo Avellaneda, El Aeroplano, Wilde y Everton. Hacía de local en la cancha de Villa Turdera pegada al Teatro Colón. El 19 de febrero de 1921 se lo habilita para jugar con el nombre que actualmente conocemos al Gasolero.

Marcelo Ventieri, historiador del Club Atlético Temperley, resume que la prehistoria del Gasolero tiene en su origen en el “Centenario Foot-Ball Club o Club de Foot-Ball Centenario, testimoniado por un viejo sello de goma, ‘Club de Foot-Ball Centenario – Temperley – Fundado en 1910’, en homenaje a los 100 años de la gesta de Mayo”. Esta denominación acompañó al club hasta el 30 de enero de 1921, y el 19 de febrero de ese año es cuando se lo habilita oficialmente para jugar con el nombre actual.

Aquellos incipientes ruidos de pelota se daban en un “baldío comprendido entre las calles 25 de Mayo, Brandsen, Pichincha y Suárez, y también se jugaba en el delimitado por las calles Guido, Espora, Liniers y Avellaneda”, precisa Ventieri historiador del club y miembro del Departamento de Historia y Museo del Club Atlético Temperley.

Tuvo una cancha en la zona conocida como Campo Huergo, en Temperley, donde incluso había viñedos. El historiador afirma que aquella camiseta inicial fue roja con bolsillo, cuello y puños verdes: “Es la que utilizó una vez constituido como club y con la primera cancha, que se instaló en ‘Campo Huergo’, en las inmediaciones del actual Hospital Español, de Temperley”.

Paso seguido se establece en Villa Turdera detrás del denominado Teatro Colón de la localidad en la intersección de las hoy calles San Lorenzo y Agüero. El field, era propiedad de la familia Preti, y el alquiler costaba la módica suma de $0,20, es decir, sólo pagaban el gasto del agua.

Una vez allí instalado las crónicas de época recuerdan que “en 1917 se adquirió una bandera celeste con motivo de la inauguración de la cancha en Turdera y ésta pasó a ser la divisa oficial y definitiva del club; celeste, por el firmamento”.

La gran noticia llegó a letra de imprenta en el periódico La Época el 16 de abril de1919: “Anoche celebró sesión el consejo superior de la Asociación Argentina de Football, presidiendo el Sr. Bonin. Considerado el pedido de reconsideración del Club Centenario, se resuelve suspender el rechazo de la afiliación y ordenar una nueva revisión del field e instalaciones, dando por comprobada la seriedad de la constitución del Club”.

Es así que el 27 de abril de 1919, “Centenario juega su primer partido oficial enfrentando a Sportivo Dock Sud como visitante. El encuentro finalizó con el triunfo del equipo auriazul. La alineación de Centenario se perdió en el tiempo. El partido se jugó en la cancha situada frente a la CATE (Compañía Alemana Transatlántica de Electricidad) que entre 1908 y 1912 construyó y puso en funcionamiento la gran usina de Dock Sud”, puntualiza Ventieri.
Encuentros memorables…

La pelota de tiento ha sido pateada, por esa cancha, por jugadores del Club Atlético Adrogué (su cede actualmente está enfrente a la plaza General San Martín de esa Ciudad a metros de la estación) y Nacional de Adrogué al jugarse un triangular junto con Centenario a fines de 1919. Fue a comienzos de ese año donde el club castellaniza su nombre por intermedio de asamblea y pasa a llamarse Club Atlético Centenario en lugar de Centenario Football Club.

Además pocos día antes había enfrentado a el Club Argentino de Banfield por la segunda división de fútbol ( esta categoría estaba compuesta por el Club Atlético Adrogué, Argentino de Banfield, Chacabuco, El Porvenir, Sportivo Suizo, Honor y Patria, Sportivo Dock Sud, Talleres United A y B ) pero ese partido no pudo disputarse en Turdera.

Este tema tan actual: “la violencia”, no es asunto contemporáneo, ya que aquel encuentro no se disputó bajo la localía de Centenario ya que el presidente de la institución Alfredo Beranger decide que el match se juegue en terreno neutral debido a la rivalidad de los barrios.

Fue el mismo Beranger quién en 1921 y ya jugando el club en divisiones intermedias (las categorías de los años ‘20 estaban divididas en Primera, Intermedia y Segunda) rechazó una invitación del Club Adrogué para disputar un encuentro debido a la enemistad de los vecindarios, es decir Turdera y Adrogué. En enero de ese año el club había cambiado su nombre por el actual Club Atlético Temperley, a través de asamblea de socios.

Aquel campo imposible
La pelota rodó mucho en aquel terreno imposible de Turdera: “En 1920 (…) el campo de Turdera, estaba en malas condiciones. Era casi imposible jugar al fútbol”, rezaba la revista partidaria Empuje, órgano oficial de Club Atlético Temperley, años más tardes como anécdotas del comienzo.

Cierto es que un año después a esos saltos del balón por el campo de juego, el 19 de febrero de 1921 la Asociación Argentina de Foot – Ball aceptó el cambió de nombre de Centenario y habilitó a la entidad para competir como Club Atlético Temperley, aporta Marcelo Ventieri.

El propio investigador detalla que “tras dos intentos frustrados, el 30 de enero de 1921 el cambio de nombre se hizo realidad, y el 19 de febrero la Asociación Argentina de Foot – Ball (AAF) habilitó a la joven entidad para competir como “Club Atlético Temperley”. Beranger ya era Presidente del Club”. Ese año, incluso, estuvo muy cerca de lograr el ascenso a la Primera División de esa época.

Por aquellos años se comenzó a usar una casaca a líneas verticales muy finas azules y blancas, como alternativa, similar a la camiseta de Sportivo Barracas. Los rivales, entre otros, eran Argentino de Banfield, Sportivo Dock Sud, Sportivo Avellaneda, El Aeroplano, Wilde y Everton.

Por: Federico Guerra

Foto: Marcelo Ventieri

Comentarios