“Estoy a dos semanas de cumplir 40, pero entreno a la altura de los de 20”

El legendario Federico Crivelli pasó por los micrófonos de El Show de Temperley y se mostró más vigente que nunca de cara a la nueva campaña. Ejercita como muy pocos y está preparado para los desafíos que deparen la Primera Nacional: “Hoy estoy a 2 semanas de cumplir 40 años y entreno a la altura de los pibes de 20. Yo sé que tengo que mantener el nivel, remarla y ganarme el puesto de nuevo.

El plantel se encuentra en uno de los últimos días de la pretemporada en Tandil y Superman tiene unas cuantas bajo el brazo: “Siempre es lindo estar en una pretemporada. Objetivos nuevos, temporada nueva. Tenemos jornadas duras a doble turno en una ciudad linda y tranquila, hay que afrontarlo de la mejor manera”.

Esta preparación previa no solo sirve para ponerse a punto desde lo físico, sino que también para que todo el plantel se pueda conocer y se genere armonía de cara a la próxima campaña: “Tenemos que generar el grupo. Se mantuvo una base del torneo pasado y eso es importante. Necesitamos que los chicos nuevos se puedan acoplar a lo que nos funcionó sobre el final del torneo”.

Este año Temperley tiene más presión que el anterior. Como remarcó Crivelli, se mantuvo una base y a Fernando Ruiz en su puesto, lo que implica cierta ventaja con respecto a otros equipos “Cuando ya te conoces con el técnico y varios de los jugadores, te da para ilusionarte. Más allá de que no hayamos cumplido los objetivos el año pasado, dejamos una buena cara sobre el final y la queremos replicar”.

Matías Castro arribó a Turdera y llegará a pelear el puesto con Superman, cuestión que no será problema para el hombre récord ya que en los últimos años tuvo que hacerlo con el propio uruguayo o con Joaquín Papaleo, por ejemplo. Crivelli nunca se quejó y siempre trabajó para poder estar a disposición. Ambos arqueros se van a potenciar mutuamente y será una competencia sana.

El capitán del Gasolero entrena hoy en día con dos juveniles y remarca que deben mantener la calma ya que tarde o temprano les llegará la oportunidad: “Es bueno que en los lcubes haya chicos que sean de las inferiores, son el patrimonio del club y el futuro del mismo. Conozco hace tiempo a Lautaro Maldonado y Julián García, son chicos jóvenes que tienen que seguir trabajando y permanecer tranquilos”, concluyó Crivelli.

Por: Tomás Lucero

Comentarios