Temperley apuesta por la continuidad de Ruiz y una base del plantel

El campeonato de la Primera Nacional terminó para Temperley hace un poco más de un mes. El Gasolero tuvo una campaña en la que fue de menor a mayor y terminó en el noveno puesto con 41 puntos, a 3 de la clasificación a la Copa Argentina y a 16 del reducido. Por eso, la dirigencia y Fernando Ruiz pusieron manos a las obras rápidamente: se mantuvo una base, se dará continuidad a los juveniles y se reforzaran posiciones específicas.

Las primeras noticias que circularon en cuanto al equipo de la temporada pasada fue la desvinculación de muchos jugadores que no tuvieron los suficientes minutos o que su rendimiento no fue el esperado. Ellos son: Joaquín Papaleo; Leonardo Zaragoza, Facundo Gómez, Facundo Rodríguez, Santiago Bustos, Mariano Cáceres, José Vivanco; Gaspar Vega, Elías Contreras, Sebastián Martelli; Claudio Villagra y Mauro Molina

El siguiente paso a dar fue retener a la base. Y se consiguió. Mínimamente un jugador por línea se quedará a pelear la próxima campaña, algo que no se conseguía desde la B Nacional del 2014 cuando Temperley volvió a Primera División. Aquella vez llegaron solamente 9 refuerzos y este año el camino parece ser similar: Federico Crivelli se quedará en el arco, los cuatro defensores titulares continuarán y jugadores de renombre como Agustín Allione o Lucas Pittinari harán lo propio.

Temperley se movió rápido en el mercado y ya selló los primeros tres refuerzos. Mauricio el “Chino” Rosales, lateral derecho que puede jugar a banda cambiada, surgido en Estudiantes de La Plata y de último paso por Agropecuario fue el primero en poner el gancho. El segundo en arribar fue el central izquierdo Gustavo Toranzo, conocido de Fernando Ruiz en su etapa en Platense y de último paso por Fénix. Por último, Brian Gómez, extremo que supo brillar en Brown de Adrogué entre 2016/2018 y pasó por el fútbol europeo en los últimos años llegará para ser una alternativa de Agustín Campana y pelearle el puesto al “Mágico”.

Por lo tanto, el plantel, de momento, quedará conformado de la siguiente manera:

Arqueros: El histórico Federico Crivelli puso la firma y estirará su legado por un año más. La idea de la dirigencia es traer otro en su posición para pelear el puesto, pero Superman demostró seguir vigente. Además, Julián García, arquero de la 4ta división ya firmó su primer contrato y será el tercer arquero.

Defensores: Los laterales quedarán bien cubiertos por los juveniles Agustín Sosa y Pedro Souto que dieron un gran nivel y demostraron estar a la altura, Rosales, quien maneja ambos perfiles llegó para ser una alternativa de ambos. La dupla central de experiencia conformada por Ezequiel Rodríguez y Gastón Bojanich dirá presente. Tras la posible salida de Lucas Mulazzi, se buscará un zaguero diestro para darle pelea al “Tucu”, así como llegó Toranzo para pelear con el kinesiólogo. Otro nombre a tener en cuenta es Valentín Aguiñagalde. El defensor de tan solo 17 años es una de las joyas del club y, si bien firmó su primer contrato, formará parte del plantel para ganar experiencia y rodaje para próximos años.

Mediocampistas: Los jóvenes Agustín Toledo y Tobías Reinhart seguirán acompañados por dos jugadores fundamentales como lo fueron Lucas Pittinari y Agustín Allione. Resta definir la continuidad de Franco Díaz, quien tiene ofertas de la Primera División. Además, se buscará traer al menos un jugador más en este sector de la cancha.

Delanteros: Facundo Pumpido, quien fue de menor a mayor, seguirá un año más vinculado al Gasolero, al igual que Facundo Callejo y Agustín Campana que continúa recuperándose de su lesión. Brian Gómez fue el primero en llegar en esta posición, pero Temperley continúa moviéndose y buscará al menos un 9 más para generar competencia interna.

Además, se confirmó que la pretemporada será en Tandil entre el 9 y 15 de enero. Allí muchos juveniles tendrán la oportunidad de mostrarse y ser tenidos en cuenta por Ruiz para la próxima campaña.

El camino que tomó Temperley parece ser el adecuado y el que pedíamos los hinchas hace mucho tiempo. Minutos para juveniles, retener una base y traer pocos refuerzos puntuales. Ahora solo resta trabajar y esperar los resultados. ¡Vamos Temperley!

Por: Tomás Lucero

Comentarios