Un triunfo a toda Costa

Con Gol del ex Rafaela, Temperley se quedó con tres puntos que vale por seis ante Arsenal. El Gasolero tuvo oportunidades para aumentar. El Gasolero debe ajustar la definición.

En un estadio esquivo, Temperley se quedó con los tres puntos en Sarandí ante Arsenal con tanto de Ramiro Costa tras un buen pase de Matías Villazanti en el epílogo de los 45 iniciales. El encuentro fue parejo en sus primeros minutos con un local que manejó el medicampo con Wilchez y Milo en la conducción. Al Gasolero le costaba progresar porque Tiki Di Lorenzo no encontraba socios caminos al gol. No obstante la primera fue Celeste en los pies del ex delantero de Rafaela tras una asistencia de Ozuna.

Con un andar prolijo y un esquema 4- 4 -2 el equipo de Humberto Grondona buscó siempre llegar al arco de Ayala, pero sin ser punzantes en la última jugada. Temperley algo más desordenado llegó al área de Arsenal con avisos de Costa y Ozuna.

En el complemento el dueño de casa lo buscó por la izquierda de su ataque que desde las subidas de Milo y Wilchez pero sin conexión total con los delanteros Carrereas y Contreras.

El Celeste de Turdera también tuvo sus chances para aumentar un marcador que lo dejaba a Arsenal a tiro del empate. Montagna no logró desbordar y enviar centros claros al área y tanto Vilasanti como De Ciancio fueron perdiendo la marca que descompensó la mitad de cancha. Ayala pasó a ser una de las figuras tapando dos remates claros de Rolón, se fue expulsado por un golpe a Riveros, y Calzada. Y el Tonga Aguirre sacó todo lo que llegaba dispuesto a molestar.

Sin dudas en la falta de definición de Temperley estuvo la vida que siempre tuvo el equipo del viaducto que terminó con 10 pero merodeando la igualdad.

Los tres puntos, que valen por seis, traen tranquilidad al equipo y lo posicionan con otro semblante para enfrentar a Estudiantes, próximo compromiso en el Beranger, El autor del tanto del triunfo, y ya goleador con dos convertidos en este torneo, dejó la síntesis de lo que fue el partido: «Falta mucho, pero era muy importante ganar».

Federico Guerra

Comentarios