A dar vuelta la página…

Temperley quedó afuera de la Copa Argentina tras perder en cancha de Racing por 2 a 0 ante Defensa y Justicia. El equipo que dirige Gustavo Álvarez acusó algunos desacoples producto de la renovación que hubo en el plantel y estuvo lejos de sus mejores versiones. El «Halcón» jugó a un mayor ritmo, fue más preciso en los pases y consiguió un triunfo que lo clasifica a 8vos de final. Ciro Rius y Matías Sosa marcaron los goles para el conjunto de Varela. Ahora, a corregir pensando en lo que más importa: el debut ante River por la Superliga.

No fue el debut esperado para Temperley. El «Gasolero» se topó ante un «Halcón» que tuvo un funcionamiento más aceitado y la derrota terminó siendo una lógica consecuencia. Más allá del 4-3-3 que es marca registrada en las formaciones de Gustavo Álvarez, el Cele no exhibió el peso ofensivo del memorable segundo semestre de la 2016/17 y sólo contó con Emiliano Ozuna como hombre «picante» en el ataque. No estuvo fino Montagna y al equipo le costó encontrar a Sanchez Sotelo, que terminó casi aislado por el centro y le costó jugar de espaldas al arco.

Pero más allá de dibujos, lo que debe incluirse en cualquier análisis del partido fue el flojo rendimiento individual de varios de los elementos y -puntualmente- del ala derecha del equipo (Scifo, Arregui y Montagna) donde hubo una renovación casi total en relación al team anterior (Chimino, Peralta, Figueroa) y se exhibieron los mayores desacoples. Tarea para el hogar…

En una tarde gris en materia futbolística, al equipo de Álvarez le faltó estar fino en los pases y poder estar una marcha más arriba en cuanto al ritmo. Defensa fue el que impuso condiciones, con Castellani como eje, y el que lastimó cuando se lo propuso primero con Ciro Rius a los 33′ del primer tiempo y luego con el chico Sosa a los 34′ del complemento.

Para rescatar: la entrega constante de Escobar y Ozuna por izquierda, la voluntad de siempre de Di Lorenzo y el buen ingreso del pibe Rodrigo De Ciancio, que siempre pidió la pelota e intentó jugarla por bajo con precisión. ¿Lo peor? Tonga Aguirre salió con un traumatismo en la cadera en el inicio del segundo tiempo y será duda toda la semana para saber si podrá estar ante River en un Beranger que, como siempre, explotará para darle ese plus al equipo que se le conoce como local.

El «Millonario» de Alario, Scocco, Enzo Perez y otros tantos aparece amenazante en el horizonte. Tal vez el baldazo de agua fría de esta tarde noche en el Cilindro sirva para ajustar tuercas, dar vuelta la página y ver a un «Gasolero» más parecido al que hizo 24 puntos en 16 fechas en el semestre anterior. Alvarez sabe que, por lo que mostró hoy el Cele, hay mucho para trabajar, corregir y mejorar pensando en tener una buena temporada en esta 2017/18.

 

Comentarios