Las señales de la fecha Nº4

El equipo tomó Velocidad. Temperley apretó el acelerador ante San Carlos, se reencontró con el gol después de 740 minutos y avanzó en la ruta de la B Metropolitana con tres puntos importantes para no quedar rezagado cuando recién comienza la carrera.
El trabajo dio sus frutos. Duró y su cuerpo técnico tomaron nota de los errores cometidos en los primeros partidos, dispusieron cuatro cambios y se vio un «Cele» más sólido que de a poco empieza a querer construir una identidad más «combativa» pero efectiva en el certamen donde nunca se ve «jogo bonito».

Basta de refuerzos. Las últimas incorporaciones del paraguayo Caballero y de Juan Lachalde llevaron a 18 el número de refuerzos para la presente temporada. Ambos son volantes, uno central (ya están De Muner, «Pato» González, Keosseián y Debut) y el otro por izquierda (Ignacio Fernández y Witoszynski). ¿Y los pibes del club?

Comentarios