El «Pájaro» lo hizo levantar vuelo…

Alonso marcó el último gol con el que Temperley superó 4 a 2 a Riestra en los penales y se clasificó a los 16vos de final de la Copa Argentina. En tiempo reglamentario, el «Cele» tuvo más intenciones pero careció de variantes para entrarle a un conjunto vestido de negro que se cerró muy bien atrás todo el partido. Un shock anímico para empezar a mejorar…

No jugó lindo ni arrasó con su rival, pero Temperley clasificó y lo hizo con justicia. El «Gasolero» de Walter Perazzo se destacó más por el orden defensivo y la parsimonia para tocar la pelota, que por la sorpresa o las variantes en ataque. Sin embargo, fue más generoso en esa búsqueda con pocas ideas pero constante frente a un rival que sólo se limitó a esperar y que tuvo apenas una chance a través de un tiro libre en los noventa minutos de juego.

En un partido donde no abundaron las situaciones de gol ni los espacios, el «Cele» tuvo más aproximaciones que chances claras pero terminó haciendo los méritos para quedarse «en las tarjetas» con la pelea.

En el arranque del primer tiempo el Gasolero se hizo dueño de la pelota, manejó los tiempos pero con la misma falta de sorpresa y decisión a la hora del ataque que mostró en otros encuentros previos. Riestra se dedicó a esperar atrás y esperar alguna contra en velocidad de su escurridizo delantero Mauricio Fernández. La única de Temperley en esta etapa fue un remate de Ellacopulos a los 22 minutos. ¿Riestra? Tan sólo un tiro libre de Brito que pasó cerca del palo izquierdo de Papaleo sobre el final.

El segundo tiempo estuvo de más: lento, aburrido, más parsimonioso aún. Temperley careció de cambio de ritmo para encontrar algún error en una defensa de Riestra que se cerró bien. Así, ambos equipos casi no generaron una sola jugada neta de peligro. ¿La única? A los 17 minutos, un remate de Vivanco con buena respuesta de Morel. Nada más, Riestra volvió a cuidarse y los dirigidos por Perazzo no tuvieron ideas.

Después, llegó la famosa «lotería» de los penales. Y Temperley se sacó la grande con buenas ejecuciones de Cólzera, Ellacópulos, Muscio y finalmente Antony Alonso, para sellar ese 4-2 en la serie desde los doce pasos donde el único que no tuvo la suerte de convertir fue Tiki Tiki Di Lorenzo. La clasificación, seguro, le permitirá al Celeste descomprimir después de varias semanas sin alegrías y tomar confianza en los penales, pensando en las reválidas por el segundo ascenso.

Comentarios