El Funebrero sepultó el invicto en los amistosos

Chacarita se impuso por 1-0 a Temperley. Santiago Giordana marcó el gol del triunfo de los dirigidos por el Pampa Biaggio, en un amistoso disputado -a puertas cerradas- en el Beranger. El segundo encuentro, terminó empatado sin goles.

La tercera fue la vencida nomás. Luego de sus presentaciones con empates ante Estudiantes de La Plata (ambos 0-0) y con igualdad y triunfo en su visita a Quilmes (1-1 y 1-0), el Gasolero de Walter Perazzo cayó por 1-0 como local ante Chacarita, que se impuso con gol del ex celeste Santiago Giordana en el Beranger.

Perazzo dispuso para el primer encuentro a los siguientes once: Joaquín Papaleo; Elías Contreras, Braian Machuca, Nico Demartini, Gonzalo Vivas; Fede Fattori, Julián Marchioni; Franco Sosa, Ariel Cólzera, Lucas Baldunciel; Federico Vietto.

En tanto, Biaggio salió a la cancha con Emanuel Trípodi; Gonzalo Rocaniere, Ramiro Ríos, Rodrigo Insúa; Juan Cruz González, Luciano Perdomo, Agustin Piñeyro, Luciano Nieto; Ramiro Fergonzi y Santiago Giordana.

Chacarita avisó con un lindo remate de Insúa que tapó bien Papaleo en el comienzo y Temperley respondió con un tiro libre de Cólzera que desvió con buenos reflejos Trípodi. El gol de la visita llegó tras una buena jugada del Picante Fergonzi, que asistió a Giordana y (en dos tiempos, tras una primera tapada de Papaleo y rebote hacia delante) el ex celeste definió para poner el 1-0 que terminaría siendo definitivo para el Funebrero.

Poco para destacar, más allá de algunas pinceladas del Loco Cólzera y las ganas del pibe Matías Sosa cuando ingresó en la segunda mitad. Para tomar nota: hubo varios desacoples defensivos a espaldas de los laterales y problemas con el doble cinco en algunos retrocesos, lo cual le permitió a Chacarita ganar el partido y le dio chances hasta de ampliar el marcador.

En el segundo partido, Temperley se alistó con Crivelli; Hermosilla, González Bordón, Mulazzi y Canteros; Leys, Díaz; Matias Sosa, Muscio, Ellacóoulos; Molina. ¿Lo más destacado? La firmeza de Gonzalez Bordón jugando en su posición natural, la solvencia de Crivelli en las dos o tres aproximaciones que tuvo Chacarita y el buen funcionamiento del tándem Leys-Díaz para recuperar la pelota en la zona media. El denominador común con encuentro disputado en primera instancia fue la falta de profundidad, cambio de ritmo y situaciones claras. Es recién el comienzo, todavía queda mucho camino por recorrer antes de llegar a lo que importa: los partidos por los puntos.

Comentarios