A rodar mi amor…

La Asociación del Fútbol Argentino dio luz verde para los amistosos en la Liga Profesional y Primera Nacional a partir de este fin de semana. ¿Pero cómo funciona dicha autorización? Te contamos cómo se implementará la medida que también habilita a entrenar en grupos más grandes. El billar de Turdera espera por su reencuentro con la caprichosa…

Ya es de público conocimiento que la AFA consiguió el visto bueno del Ministerio de Salud de la Nación y del Gobierno Nacional para que pasen a fase 2 y 3 de los entrenamientos. ¿Y esto qué significa? En primer lugar, es un paso clave para el retorno oficial del fútbol ya que autoriza a que vuelvan los amistosos y los entrenamientos tácticos con pelota, dejando atrás los grupos de 5 o 6 jugadores que eran costumbre hasta ahora.

La Fase 2 significa un paso clave para que vuelva a rodar la pelota porque habilita a los planteles a entrenar en grupos más grandes de jugadores. Los cuidados se mantienen igual, los jugadores deben llegar a los entrenamientos ya cambiados desde sus respectivos hogares, y solo se permite 2 jugadores por vehículo para el traslado. Si hay un 30% del plantel infectado de COVID-19 el entrenamiento se deberá suspender, lo mismo sucederá para los amistosos, el encuentro se suspenderá ya que el equipo que tenga ese porcentaje de contagiados no será habilitado para jugar.

En tanto, la Fase 3 habilita los amistosos que se disputarán a partir de este fin de semana. Entre las reglamentaciones, se destacan que los partidos se deberán jugar en la cancha principal del equipo que haga de local, los encuentros serán a puertas cerradas ya que no se permite superar la cantidad de 30 personas entre jugadores, cuerpo técnico, cuerpo médico y auxiliares; y el local deberá proporcionarle al visitante un espacio abierto demarcado y exclusivo. Desde la AFA serán muy estrictos con estos puntos a seguir que son los más importantes del boletín para que esto siga su curso y soñar con la vuelta oficial del fútbol.

“Lo necesitábamos. Es una gran noticia para nosotros y tenemos que ser responsables. Los amistosos son fundamentales para poder trabajar en el funcionamiento del equipo, pero no nos apuramos y vamos paso a paso, porque la prioridad es que estén bien afinados antes de salir a una cancha», comentó en el SDT Christian Dougherty, ayudante de campo de Walter Perazzo. Ahora, será cuestión de días pero el césped del Beranger (muy bien trabajado por los cancheros del club) ya espera ansioso su abrazo con la número cinco. A rodar mi amor, vamos a rodar mi amor…

Facundo Gómez Battista

Comentarios