Jorge Colas, las obras en el club y el pedido de unidad política en Temperley

El reconocido ex dirigente del Gasolero habló del nuevo gimnasio que está realizando en el fondo y pidió “un baño de humildad” para poder pensar un proyecto de club que incluya a todos los sectores. “Con la situación actual, no podemos darnos el lujo de ir unos por un lado y otros, por otro”, resumió. Además, reiteró que no será candidato en las elecciones venideras.  

Si hay un apellido que es una verdadera voz autorizada en Temperley es Colas. El mismo que estuvo involucrado siempre en esta etapa contemporánea, el que recibió halagos y cuestionamientos cuando participó del manejo del fútbol con dos ascensos y descenso incluído, y el mismo que puso como garantía la escritura de su casa familiar para ayudar al Cele a levantar la quiebra. Jorge Colas, el mismo que hoy ante la peor pandemia de la historia y una crisis económica pronunciada en el país y el mundo debido al COVID-19 decide ponerle pasión e inversión a su Gasolero participando activamente en la gestión del nuevo gimnasio multideportes, que se está construyendo en el fondo. Habla Colas y escuchan todos. Y no sólo habló de las obras, sino también de la realidad política del club y del contexto que vive el fútbol argentino.

EL NUEVO GIMNASIO MULTIDEPORTES.

“Es algo que veníamos proyectando y de a poco se va haciendo, la pandemia nos ha frenado un poco y quisiéramos tenerla más avanzada, pero queremos tenerlo cuanto antes porque las actividades lo necesitan y los chicos que practican deportes en el club se lo merecen. Ya pusimos las cabreadas y estamos avanzando. Cuando este gimnasio esté terminado, el movimiento social del club va a ser intenso en la tarde y noche”, se entusiasmó en el comienzo de su entrevista con El show de Temperley.

Colas explicó que si no fuera por el COVID-19 “la obra quizá estaría más avanzada ya que no pasa sólo por una cuestión económica, sino que con la pandemia el personal como los albañiles o los techistas, no están trabajando al mismo ritmo; pero tenemos la convicción de que vamos a terminar la obra”. Además, remarcó que colaboró con las obras de renovación y pintura del antiguo gimnasio. “La idea fue dejarlo mejor presentado para que los chicos de baby fútbol y de patín, puedan disfrutarlo en mejor medida. Temperley si bien es un club de fútbol, también es importante lo social. Hay que ser equilibrado y darle importancia a todo”. Puede observarse con más detalle el avance de las obras en la web oficial del club.

El MANEJO DEL FÚTBOL Y LA NUEVA AFA DE TAPIA

“Es difícil este momento, porque estas armando un equipo y no sabés cómo va a ser el torneo, quizá te tocar jugar contra un Mitre de Santiago del Estero que terminó en las últimas colocaciones pero ahora se reforzó muy bien. No tengo información del club, pero seguro no se están cobrando el total de las cuotas sociales y se frenaron sponsors por la pandemia, entonces se hace complicado. No es fácil”, remarcó.

Además, dedicó unas palabras al manejo actual que existe en la conducción de la Asociación del Fútbol Argentino. “Estamos peor que antes, no se sabe ni cómo van a ser los campeonatos. Hoy tenés que ver qué hacen los principales dirigentes y tratar de copiar eso, es la única referencia que podés tener pero así no debería manejarse el fútbol argentino. Tendría que ser previsible a largo plazo, pero estamos cada vez peor. El dirigente hoy está expuesto a estas desprolijidades. Después te acusan de no tener peso en AFA… ¿y qué podés hacer si Barracas o Mitre, que peleaban abajo, van a tener las mismas chances que Temperley que terminó 4to? Es una desprolijidad total”, resumió.

EL FUTURO POLÍTICO DE TEMPERLEY

Colas dejó en claro que no estará en ninguna lista. “En lo personal, no voy a formar parte de la vida política del club los próximos dos años. Ya lo tengo definido. Me gustaría que no haya tres listas, hay dos listas que en su momento fueron el oficialismo y muchos hoy no se hablan, eso me pone triste. Entiendo que no aprendimos nada. Lo que deseo es que haya una lista que nos pueda representar y que sigamos trabajando todos juntos, porque las elecciones siempre dejan huellas, lastiman y dividen. Y lo que menos necesitamos en el club son divisiones, esa es la realidad. Entiendo que Hernán (Lewin) lo intentó y no le fue del todo bien, yo estaré para colaborar desde afuera pero no vinculado políticamente”, reflexionó.

“No creo que sea una cuestión de egos, pero no entiendo por qué no podemos sentarnos a planificar un club de acá a muchos años. Estamos todos apurados y no debería ser así. Tengo pensamientos personales que los diré cara a cara, no haré de esto una cacería de brujas. Hay que decirse las cosas, pero poner adelante el club. Hoy no le puedo dar el cien por ciento del tiempo al club, por eso decido no formar parte de la vida política pero hay que tener un baño de humildad porque la situación no está fácil: no hay plata, no hay sponsors y los jugadores se te van afuera por tres mil dólares que acá no los podes pagar. Es difícil y no nos podemos dar el lujo de estar divididos. Pero las cosas están dadas así”, resumió.

Por último, se esperanzó con poder lograr unir las partes más allá de que el escenario hoy no esté muy cercano a eso, como describimos en esta nota. “Espero que se enfríen las cosas un poco y trataré de hablar con varios de los integrantes, porque muchos son amigos. Me cuesta analizar el futuro estando divididos. Somos pocos en Temperley, pero comparados con otros clubes somos bastantes y generacionalmente hay escalones, eso es una ventaja. Es el momento para formar algo y darle para adelante entre todos, para poner el club donde lo queremos poner”, recalcó.

Comentarios