De profesión, futbolista

El 31 de mayo de 1931 se jugó el primer partido oficial profesional de la historia del fútbol argentino. Ese día Boca Juniors y Chacarita empataron 0 a 0. Temperley, club que no adhirió junto a otros a la profesionalización, jugó por la Copa Competencia ante Argentino de Quilmes. Hubo dos ligas.

Un 0 a 0 entre Boca Juniors y Chacarita fue el puntapié oficial del fútbol rentado en la Argentina el 31 de mayo de 1931.“Luego de largas y duras controversias, el 10 de mayo de 1931 en una reunión donde participaron los representantes de los clubes Atlanta, Boca, Chacarita, Estudiantes de La Plata, Huracán, Independiente, Platense, Quilmes, Lanús, Racing, River, Tigre, Vélez, Gimnasia y Esgrima La Plata, Talleres, San Lorenzo, Argentinos Juniors y Ferro, se resolvió fundar la Liga Argentina de Football, de acuerdo a lo que se lee en el acta de fundación. La era del campeonato profesional comenzó con 18 equipos”, se lee en el sitio oficial de la AFA. Temperley, club que aún no se había sumado a la profesionalización, ese mismo día enfrentó a Argentino de Quilmes por la Copa Competencia en el estadio de Banfield.  

“Con el advenimiento de la Liga Profesional, el fútbol argentino se oficializó como actividad rentada. Temperley no adhirió a la nueva configuración y permaneció en la asociación Argentina de Foot – Ball Amateurs y Profesionales (AAFA y P), participando en la Primera División sección B, junto a Banfield, El Porvenir, All Boys, Dock Sud y Argentino de Quilmes entre otros clubes que no se plegaron al profesionalismo durante 1931”, expresó el historiador Marcelo Ventieri perteneciente al Departamento de Historia y Museo del Club Atlético Temperley. 

Temperley en esa misma jornada histórica disputó su encuentro por la Copa Competencia, organizada por la Asociación Amateurs Argentina de Football, ante Argentino de Quilmes en el estadio de Banfield. Dicha competición se extendió hasta el 6 de marzo de 1932 y la disputaron equipos de Primera División, de Segunda División y “el agregado de Ferrocarriles del Estado (de San Fernando), que no estaba en ninguna de las dos categorías”, describe el investigadorJosé Carluccio en su blog sobre historia de fútbol.  El torneo, jugado por eliminación, lo ganó Sportivo Balcarce, equipo de Segunda División, que derrotó en la final a Almagro.

En aquella jornada el Celeste igualó 1 a 1. Viola abrió el marcador para el mate y Gianelli empató para Temperley en cancha de Banfield.

Concretamente ese 1931 fue un año de pujas de poder en el fútbol ya que luego de la disputa parcial el 10 de mayo de la primera fecha por la Asociación Argentina de Football (Amateurs y Profesionales) 18 clubes realizaron una escisión y formaron la nombrada Liga Argentina de Football que organizó el primer torneo profesional.

No obstante los hechos la Asociación igual siguió adelante con su torneo que se completó entre el 28 de junio y el 27 de diciembre en una sola rueda de todos contra todos. Jugaron 17 equipos y el ganador fue el Club Atlético Estudiantil Porteño que desempató con Almagro. Por su parte Boca Juniors obtuvo el Campeonato Profesional de la Liga tras un triunfo por 4 a 2, en condición de local, contra el Club Atlético Talleres (Remedios de Escalada).

Temperley, camino a una fusión

Para Temperley ese 1931 fue el comienzo de un año muy particular: “El 5 de septiembre de ese año –cuenta Ventieri– Temperley jugó un partido correspondiente a la Copa Competencia contra Argentino de Lomas, nombre adoptado por Argentino de Banfield como paso previo a su fusión con el Celeste, y que dio origen al Club Argentino de Temperley. El cotejo fue disputado en la cancha de Banfield y concluyó igualado en un gol”. Esa unión deportiva se concretó en marzo de 1932 y duró hasta 1935.

El historiador del club celeste Guido Tomasi (ya fallecido), en un escrito me dejó el siguiente dato: “Durante el tiempo de fusión la sede y el campo de deportes  como la administración la ejerció el Club Temperley, quedando las tribunas de Argentino de Banfield en favor del Celeste”. Lució una casaca celeste con vivos verdes en sus presentaciones deportivas.

Sin dudas, el fútbol ya era patrimonio nacional. Si hasta Carlos Gardel, (en dos versiones1928 y 1929), le cantaba este deporte y desde la letra de Enrique Carrera Sotelo y la música de José López Ares advertía que “(…) Pateando a la ventura / no se consiguen goles. /Con juego y picardías /se altera el marcador (…)”.

Federico Gastón Guerra

Comentarios