El Messias salvó la noche

Gracias a un tardío gol de Nicolás Messiniti, Temperiley rescató un empate frente un díficil Belgrano y, tras las derrotas de Platense y San Martín de San Juan, sigue en puestos de reducido.

Lo importante era no perder, y Temperley sacó de la galera un empate. Ganar en el Beranger sigue siendo la cuota pendiente del equipo dirigido por Walter Perazzo que se enfrentó ante un duro Belgrano, que vino con el claro objetivo de llevar los tres puntos de regreso para Córdoba. Caruso Lombardi visitó nuevamente Turdera y, salvando algunos insultos, pasó desapercibido.
El “Gasolero” tuvo un flojo primer tiempo en el que apenas se destacan situaciones de gol. Por su parte, el “Pirata” jugó con la desesperación del local y gracias a un inspirado Nahuel Luján tuvo un mejor rendimiento y llegadas claras, las cuales Crivelli respondió muy bien.
Mauro González fue quién más intentó crear por parte de Temperley, pero tuvo imprecisión a la hora de regatear o dar el último pase y los extremos, Cerutti y Baldunciel, no aportaron su gambeta para conectar con Messiniti.
A los 17 minutos de la segunda mitad, Marcelo Estigarribia se aprovechó de una defensa que nunca se encontró dentro del partido y luego de una desatención de Demartini puso el primer gol para Belgrano.
Perazzo encontró nuevamente respuesta en el banco de suplentes ya que los ingresos de Ellacopulos, Perea y Vega revolucionaron a un “Gasolero” que ya no tenía ideas. El colombiano abrió la pelota para ex Brown de Adrogué que desbordó la banda derecha y tiró un centro el cual, como un texto de la Biblia conectó con el Messias de Turdera que sentenció el 1 a 1 definitivo.
La derrota de Platense frente a Alvarado con dos goles de Giordana (si, dos goles de Giordana) y la caída de San Martín de San Juan en Barracas permitieron que, a pesar del empate, Temperley siga en puestos de reducido. El sábado habrá que visitar Caseros para enfrentar a Estudiantes en un muy duro encuentro, en el cual habrá que llevar algo devuelta para Turdera para seguir soñando con el ascenso.

Tomas Lucero

Comentarios