Con ALMAgro para dar pelea

Temperley dio vuelta con actitud, carácter y buen fútbol un partido que se había complicado inesperadamente por una distracción. Perdía 1-0 inmerecidamente por gol de Bonfigli (32′), pero tuvo la paciencia, el juego y la claridad táctica necesaria para revertir la historia. Así, se impuso 2-1 con sendos cabezazos de López y Brandán en los primeros 17′ del ST, y se subió -aunque sea transitoriamente, habrá que ver qué sucede esta tarde con el pendiente entre Los Andes y Atlanta- a la punta del campeonato que comparte con 31 puntos junto al Bohemio y Morón. 

Enano Mágico. Brandán hizo de las suyas, sobre todo por derecha. (Foto: G. Payero)
El Gasolero hizo méritos para volverse con los tres puntos. No fue un triunfo producto de la casualidad ni mucho menos. Los dirigidos por Biggeri mostraron mejor circulación de pelota, más variantes a la hora de atacar y una solidez defensiva que ya es marca registrada en este equipo. Almagro sufrió con cada pelota que el «Cele» jugó por las bandas, en especial por la izquierda. Ahí estaba el negocio. Y el DT tomó nota en el entretiempo para transformar el 4-3-1-2 inicial en un 4-4-2 que fue mucho más productivo porque Brandán estaba muy marcado por el medio, porque así se hizo más ancho el equipo y porque Bolatti -una de las figuras de la noche- no sólo anuló el circuito creativo del local sino que además siempre fue el primer toque en cada excusión ofensiva del «Cele». Estuvo bien acompañado por el pibe Matías Maggiorini, de correcto partido cumpliendo con el quite y siendo preciso en la mayoría de sus intervenciones. 

Lo que ocurrió a los 32′ había sido producto de lo que fue -tal vez- la única distracción celeste en toda la noche. Di Lorenzo descuidó la marca de Lillo y la jugada que parecía intrascendente por derecha terminó en una asistencia para Bonfigli que definió con calidad para poner el inmerecido 1-0 parcial a favor de un «Tricolor» que poco había ofrecido hasta ese momento. Es más, las dos más claras las había tenido el «Cele» en los pies de Matías «La Flecha» Jara, pero el ex Godoy Cruz no estuvo fino en la definición. El primer tiempo murió con la sensación de que el Gasolero había sufrido el impacto de ese gol y con un Almagro mostrandose un poco más aceitado que lo habitual, producto de la confianza. 

Pero la corrección táctica de Biggeri, sumado al carácter y al compromiso de los jugadores, hicieron que pudiese revertirse la situación. Y Bolatti metió un lindo centro tras buena jugada colectiva que Luis López definió de palomita para el 1-1 a los 3′. Luego, Jara fue sobre la izquierda, le sacó el jugo al punto débil del local y metió un centro precioso para la entrada de Brandán que ajustició a Centeno con un cabezazo perfecto para poner el 2-1 que hizo delirar a toda la Patria Gasolera. 

Almagro intentó empardar la cuestión más con amor propio que con ideas. Sparapani y Castano, lejos de aquellos jugadores desequilibrantes de hace años atrás, tuvieron un rendimiento sombrío y así a los dirigidos por Mayor se les hizo cuesta arriba. Hubo algo de fútbol en los pies de Arce o Ruiz Sosa -lo mejorcito del local- pero no les alcanzó. Temperley fue un justo ganador, se subió a la cima de la B Metro y espera embaladísimo a Chacarita el próximo domingo con un Beranger que desbordará de ilusión. 

Comentarios